CULTURALES

“La literatura neutra, para existir, tendría que ser una literatura silenciosa. Imagínese, un libro de páginas en blanco” - Héctor Abad Faciolince 

¿NEUTRALIDAD O ACTO DE CENSURA?

La exclusión de varios autores colombianos en la Feria del Libro de Madrid no pasa desapercibida. Muchos periodistas y escritores lo denuncian como un acto de censura.  

Por: Natalia Gilchrist

La Feria del Libro de Madrid es un acontecimiento cultural que se celebra de manera anual en Madrid. Su 80ª edición se celebró este mes de septiembre del 10 al 26 en el Parque del Retiro, en la que estuvieron integrados en el evento editoriales, distribuidoras y librerías. Un evento cultural de esta magnitud debía ser un poco de luz después del túnel, ya que han sido años difíciles por la pandemia y el país invitado de este año fue Colombia. Sin embargo, el objetivo de disfrutar la diversidad cultural y de las letras colombianas fue opacado por la polémica que protagonizó nuestro presidente Iván Duque. Verán, el gobierno colombiano tomó la decisión de solo invitar al evento a escritores “neutrales”, y las ausencias no pasaron desapercibidas. 

A pesar de que autores como Darío Jaramillo y Melba Escobar estaban presentes en la lista de nombres de los autores invitados, la exclusión de otros de igual importancia causó muchos cuestionamientos. No sé ustedes qué opinan, pero una feria en la que Colombia es el país invitado necesita de la participación de escritores, me atrevo a decir, icónicos como lo son William Ospina, Piedad Bonett, Héctor Abad Faciolince, Laura Restrepo y Fernando Vallejo. No obstante, ninguno de estos fue invitado, ya sea porque son escritores que tratan mucho el tema de la política colombiana en sus obras o por alguna otra justificación débil. El mismo embajador de Colombia en España, Luis Guillermo Plata, dijo: “Uno no quisiera que una feria literaria se convirtiera en una feria política. Ni para un lado ni para el otro. (…) Se ha tratado de tener cosas neutras donde prime el lado literario de la obra”.

 

Las palabras del embajador causaron un gran descontento en varios escritores colombianos, invitados y no invitados. Entre las invitadas, la escritora Melba Escobar comentó al respecto lo siguiente: “Las declaraciones del embajador dan a entender que la selección de autores que asistirán a la feria fue definida con base en afinidades políticas al Gobierno, o al menos que se rechazó a quienes explícitamente han sido sus críticos. Resulta muy difícil no leerlo como una forma de censura”. Por otro lado, la escritora Margarita García Robayo coincide con esta declaración, pero además expresa su descontento hacia el comentario del embajador. Esta lo interpretó como una forma de decir que los autores que si fueron convocados no tienen un pensamiento político, lo cual es indignante.  Esto lo que demuestra es que el conocimiento que la embajada colombiana, y el gobierno colombiano en general, tiene sobre el trabajo de estos autores es nulo.

 

Por otro lado, otra persona que cuestionó el método de selección del gobierno fue Daniel Samper Pizano, el periodista y escritor del portal Los Danieles. Este resalta lo extraño que es que los autores excluidos son aquellos que han escrito cosas en contra del gobierno, ya sea en sus libros o en la prensa. De manera que es claro que lo que pasó no tiene nada que ver con la calidad ni trayectoria de los autores.

 

Le pese a quien le pese, la política es un tema que siempre será relevante cuando se esté hablando de un país, y que se haga de manera literaria no le quita el peso a la importancia de estos temas. Se dijo que se quería primar el lado literario de la obra, pero la realidad es que en un país como Colombia– en el que solamente el año pasado se cometieron 91 masacres–, es completamente válido que autores se inspiren en estas para crear sus obras. Mantenerse en una “neutralidad” donde se excluyen a algunos es directamente tomar una posición al respecto. Si se hubiera querido en realidad ser neutros se hubieran invitado a todos los autores sin excepciones, dando así a conocer todas esas voces a los ciudadanos españoles. La literatura es un acto político, así como las películas, las obras de teatro, los documentales, etc. No todos tratan de política, pero de una manera u otra se ve reflejada porque el ser humano escribe con base a lo que ha vivido, no importa el género en que decida expresarlo. 

 

 

Fuentes: El País: La “neutralidad” del Gobierno colombiano desata polémica en la Feria del Libro de Madrid, Indepaz: Informe de masacres en Colombia durante el 2020 y 2021, Infobae: Sigue la polémica por la presencia de Colombia en la Feria del Libro de Madrid.