ESPECIAL

 

Educación sexual incluyente 

 

LA SEXUALIDAD EN DISPUTA

¿Bajo qué parámetros nos estamos educando sexualmente y cuáles pueden ser sus efectos?

 

 

Fuente: Archivo personal

Por: Camila Solano e Isabela Blanco

VER GRÁFICAS AL FINAL DEL ARTÍCULO

Para este especial de sexualidad, Foro Javeriano llevó a cabo una encuesta en la que participaron 163 personas. Quisimos indagar sobre la educación sexual en la teoría y en la práctica. “Tabú, abstinencia, castidad, miedo y binaria” fueron algunas palabras con las que los entrevistados describieron la educación sexual que han recibido y “experiencia, internet, pornografía, psicólogos y videos” fueron algunas de las formas de suplir su déficit de educación sexual. 

 

“Mi educación sexual giró siempre alrededor de la prevención de embarazos no deseados, ETS y abuso. Sin embargo, fue sumamente heteronormativa y carente de cualquier dimensión de autoconocimiento dirigido al placer”, dijo una de las personas entrevistadas.

 

El 87% de las mujeres entrevistadas usa o ha usado pastillas anticonceptivas. Lo que hoy es  natural, fue una lucha en contra de la corriente. En la década de 1950, la filántropa Katharine Dexter financió la investigación para una pastilla anticonceptiva femenina, pero fue extremadamente difícil porque la ley prohibía este tipo de estudios. En 1960 fue aprobada la primera pastilla anticonceptiva en Estados Unidos. Fue revolucionario para las mujeres: el matrimonio dejó de ser un requisito para disfrutar de su sexualidad.

 

Hoy, 60 años después, seguimos encontrando efectos secundarios de las píldoras anticonceptivas; pueden causar náuseas, dolor de cabeza, presión arterial elevada y aumentan el riesgo de padecer determinadas enfermedades como ataques cardíacos, enfermedades de la vesícula y coágulos sanguíneos. 

 

“En el colegio sólo enseñaban cómo una mujer se tenía que cuidar, mas no decían que el hombre también puede y debe hacerlo”, comentó otra de las personas entrevistadas.

 

La vasectomía es un procedimiento quirúrgico en el que se cortan o bloquean los conductos que transportan los espermatozoides. Tiene una efectividad de prevención de embarazo de casi 100%. La vasectomía es reversible con un procedimiento llamado vasovasostomía, en el que se vuelven a unir los conductos que transportan los espermatozoides. Si se revierte la vasectomía, hay un chance de embarazo del 30% a más del 90%, dependiendo de la edad y otros factores. 

 

Además, la píldora anticonceptiva para hombres está en camino. En el 2019, pasó las pruebas de seguridad y tolerabilidad. Se trata de un método hormonal para hombres que tiene la finalidad de disminuir la producción de espermatozoides, pero sin afectar el lívido. Según Stephanie Page, profesora de Medicina de la Universidad de Washington, la idea es encontrar el compuesto que tenga menos efectos secundarios y sea el más efectivo. 

Comparando los resultados de las gráficas, nos dimos cuenta que el 78% de las mujeres están dispuestas a asumir los efectos secundarios de los anticonceptivos, mientras que, de los hombres entrevistados, sólo un 47,3% está dispuesto a hacer lo mismo. 

 

Las mujeres han padecido efectos secundarios en su cuerpo porque ha sido la única solución durante mucho tiempo, pero hoy hay un abanico de posibilidades y hay que tener la mente abierta para seguir educándose. La ciencia sigue trabajando en nuevos anticonceptivos, pero, ¿estás listo para usarlos?

(GRÁFICA 1- ¿Fueron efectivas las clases de educación sexual en su colegio?)

(GRÁFICA 2- Si pertenece al sexo femenino, ¿qué anticonceptivos usa o ha usado?)

(GRÁFICA 3- Si pertenece al sexo masculino, ¿qué anticonceptivos usa o ha usado?)

(GRÁFICA 4- ¿Se haría la vasectomía?)

(GRÁFICA 5- ¿Acudiría a su médico de confianza con el propósito de empezar a utilizar algún método anticonceptivo masculino diferente al condón?)