CULTURALES

"Tú debes ser el mejor juez de tu propia felicidad " - Jane Austen

La Reina Isabel: un legado al feminismo

Foro Javeriano se adentra en la vida de la reina Isabel segunda después de su muerte. Encontramos sus grandes acciones y rescatamos cinco hitos puntuales para inspirar a otras mujeres.

pexels-saeid-anvar-846070.jpg

Fuente: Pexels

Por: Geraldine Pardo

El pasado 8 de septiembre de 2022 murió la reina Isabel II a la edad de 96 años. Según su certificado de defunción, murió a causa de 'vejez'. Los hechos ocurrieron en el castillo de Balmoral en Escocia. Cuando la muerte llega no todo se esfuma. Aunque el cuerpo físico termina su ciclo queda un legado: a las personas se les recuerda por lo que hicieron.

 

En primer lugar, durante la Segunda Guerra Mundial, la reina fue la primera persona de la familia real en estar en el ejército. Ella estaba en el Servicio Territorial Auxiliar de mujeres como segunda teniente y a tiempo completo. El 13 de octubre de 1940 Isabel era una princesa. Ese día realizó su primer discurso público para levantar la moral de los súbditos dado que muchos estaban evacuando Gran Bretaña. Lo hizo en la sección The Children's Hour de la BBC donde el mensaje estuvo dirigido a los niños y niñas ingleses evacuados, que fueron separados de sus familias. Fue un acto desde la empatía y la solidaridad. Pues ellas habían sido evacuadas al  castillo de Windsor, sin sus padres, para mantenerlas a salvo. También agradeció a las personas que en Estados Unidos, Sudáfrica, Nueva Zelanda, Australia y Canadá acogieron en sus hogares a los más de 2.600 niños evacuados del Reino Unido. Al final, cerró su pronunciamiento diciendo que cuando tuvieran la victoria y la paz; sería obligación de los niños hacer el mundo del mañana un lugar mejor y más feliz.

 

Durante la guerra, se empezó a ver el corazón bondadoso de ella y su hermana la princesa Margarita. Después del pronunciamiento en la BBC empezaron a interpretar obras de teatro en Navidad y a tejer prendas de vestir para recaudar fondos para los soldados.  Al cumplir 16 años en 1942, hizo su primera inspección de un regimiento militar en el castillo de Windsor como Coronel Honoraria de la Guardia de Granaderos. En 1945 a la edad de 18 años y llevando la contraria a su padre se incorporó al Servicio Territorial Auxiliar (ATS) que era la sección femenina del ejército británico. Por la misma época, realizó un curso de conducción y de mantenimiento de vehículos en el Centro de Capacitación Mecánica de la ATS para brindar un mejor servicio en el contexto de la guerra. Además, fue la última jefe de Estado sobreviviente del mundo en haber servido en la Segunda Guerra Mundial. Isabel, rompió estereotipos sobre el papel de la mujer en la guerra y fue inspiración de valentía y pasión para las niñas y mujeres inglesas que vivieron la guerra. Lo cual va muy de la mano con un cartel propagandístico de la Corona de 1942, decía "Keep calm and carry on".

 

En segundo lugar, exaltó la labor que realizaban distintas mujeres con su evento Women of Achievement; un evento solo para mujeres. La reina invitó en marzo de 2004 al palacio Buckingham mujeres destacadas en los negocios, arte, literatura, política y moda a cenar con ella.

 

En tercer lugar, fue presidente de seiscientas organizaciones dedicadas a la caridad y beneficencia. Apoyando así la salud, la ciencia, el medio ambiente, la cultura, el arte y la tecnología. Siempre ha tenido un corazón bondadoso. De hecho, siempre que le regalaban ramos de flores no los conservaba, sino que los enviaba a hospitales locales, donde estuviera.  Dicha amabilidad con el prójimo también se extendió al personal que trabajaba para ella. La reina en total les dio más de ochenta mil tortas de navidad y regalos personales. En navidad acostumbraba a enviar árboles de navidad a iglesias y escuelas locales del Reino Unido.

 

En cuarto lugar, ha sido plausible su entrega a su pueblo. Para ella fue muy importante mantener el contacto con sus súbditos, y por esto, escogía ocho o nueve cartas al azar diariamente de las miles que le enviaban y las leía. Asimismo, en el año 1970 en sus visitas a Australia y Nueva Zelanda la reina empezó a hacer caminatas para tener más contacto con la gente. Su intención era dejar de tener contacto únicamente con oficiales y cuerpos de gobierno.

 

En quinto lugar, ganó el Children 's Challenge Shield del Bath Club — un torneo de natación — en Londres a la edad de 13 años. Demostrando así, que las niñas también pueden practicar deportes, ser talentosas y muy capaces en ellos. Esto, para la época resultaba algo poco usual. La reina Isabel fue inspiración para otras, desde que era niña.

 

Este artículo tiene el objetivo de inspirar a las niñas a ser quien quieran ser; a ser valientes; a levantarse por sí mismas y para ellas mismas; a ser bondadosas y conscientes de que también podemos estar solas y ser felices, al igual que Isabel en el castillo de Windsor. Es un llamado a satisfacer los deseos propios del corazón y a vivir apasionadamente cada día, tal como lo hizo la reina Isabel, durante toda su vida.