CULTURALES

Hablemos de brujas

pexels-cottonbro-8208205.jpg

Fuente: Pexels.com

Por: Mariana Hernandez

A través de los años, se nos ha enseñado que las brujas son estas mujeres horribles, ancianas, de narices enormes y llenas de maldad. Durante toda mi vida escuché el término bruja como algo despectivo. No obstante, siempre tuve una enorme fascinación por las brujas, hasta el punto de llegar a disfrazarme de ellas durante ocho halloweens seguidos. Pero, no fue hasta más adelante que me tomé el tiempo de investigar y darme cuenta de lo sesgada y desinformada que estaba frente a lo que es ser bruja. A continuación, leerán información general y un tras fondo histórico de la brujería, el paganismo y el esoterismo1. Con todo esto, espero que, a pesar de sus creencias personales, estén dispuestos y dispuestas a abrir sus mentes y entender más sobre estas prácticas que han sido satanizadas (literalmente) durante siglos.Las brujas son el arquetipo y estereotipo de esta visión misógina del mundo y de las mujeres a las que la mitología representa como sirenas asesinas o hechiceras que desvían la razón de los hombres.En el récord histórico, existen referencias de mujeres que se aprovechaban de los crédulos para venderles hechizos y filtros, las cuales por esto castigadas como charlatanas. Sin embargo, el verdadero drama de las brujas surge en el campo (en latin“pagos”, donde viven los paganos) y las zonas rurales. Allí las mujeres, especialmente las ancianas, poseían y transmitían conocimientos y prácticas como yerberas, comadronas y curanderas que se oponían a los preceptos religiosos. Fue esta razón por la cual las ancianas enlas zonas rurales fueron las principales víctimas de la caza de brujas entre 1400 y 1700. Todo esto porque el pensamiento y la sabiduría femenina, basado en el análisis y manejo de la experiencia, no se doblegaba ante la lógica formal masculina, hecha de cálculo y memoria, que era el discurso de poder.Además de eso, los poderosos efectos del amor sobre los hombres hacían que las mujeres fueran temidas como enemigas potenciales del Estado y de la iglesia. Se las asociaba con la noche, lo oscuro, lo misterioso de la vida. Incluso, al no poder los cristianos negar el milagro de la vidaque otorgaba la mujer, se empeñaron en opacarlo exaltando el concepto de virginidad, la pureza y la santidad como virtudes en las mujeres. Esto nos lleva al concepto de bruja, en latín, maléfica, mujer dañina, desastrosa y con poderes sobrenaturales; asociada con aves nocturnas, pociones malignas, sapos, gatos negros, oscuridad y maldad. La literatura también ha servido de ejemplo, desde Circe, quien hechizó a Ulisesen “La Odisea”,hasta las brujas de Macbeth,sin dejar atrás a Hansel y Grethel. Los cuales en la historia real fueron dos niños alemanes que en el siglo XVII sirvieron de testigos para condenar a la hoguera a una bella joven envidiada por las demás del pueblo. En 1487 se publicó el Martillo de las Brujas, Malleus Maleficariumen latín. En este libro se hacen postulados sobre cómo reconocer y castigarlas, lo cual fue un detonante para una cacería de brujas que 300 años después condenaría la vida de 250 mil mujeres: los juicios de Salem, Massachusetts.

Los ritos mágicos tuvieron lugar desde la prehistoria cuando los cavernícolas se disfrazaban deanimales para alabar al Dios y la Diosa, y luego a otras divinidades y elementales, realizandoritos de caza, para alabar al Dios, y de fertilidad, para alabar a la Diosa. Los líderes y lideresasde estos rituales eran llamadoswicca,que significa los sabios, pero posteriormente fue elnombre de lo que se conoce como la religión de las brujas. Estos comenzaron a adquirirconocimientos de hierbas, magia y adivinación, entre otros. Desempeñaban roles de médicos,abogados, magos, magas, sacerdotes y sacerdotisas, formándose así las diferentes ramas de lamagia y tipos de brujas y hechiceros. Cuando el cristianismo comenzó a dominar, las y lospaganos seguían adorando a sus deidades de manera clandestina. Debido a la rivalidad entre elcristianismo y lawicca,los cristianos crearon su figura de diablo utilizando el Dios de la cazapara las y los wiccanos y añadiéndole cuernos.Ahí comienza la persecución religiosa porparte de los cristianos, acusando a las y los wiccanos de alabar al diablo.Otro factor que ayudó a la persecución fue que en los rituales de fertilidad que alababan a laDiosa y celebraban la fertilidadde las mujeres y la tierra de cultivo, era costumbre que lasmujeres saltarán sentadas en una escoba. Asimismo, para celebrar todo lo que conlleva lafertilidad, la sexualidad y el placer femenino, era algo normal que durante estos rituales lasmujeres utilizaran hierbas estimulantes en los genitales y saltaran en la escoba para alabar a laDiosa y al placer femenino. Esto causó que los cristianos afirmaran que las mujeres podíanvolar en escobas y que ese acto tan sobrenatural y espantoso era producto de alabar al diablo.De ahí todos los mitos de que las brujas vuelan en escobas por las noches.Todo lo dicho y hecho por las y los wiccanos, era usado en su perjuicio sus rituales y prácticasmágicas para fomentar la fertilidad y las cosechas eran desprestigiados por la iglesia la cualafirmaba que hacían estériles a las mujeres y estropeaban el grano. En 1484, se dio unapersecución de 300 años hacia los y las brujas. Se calculan alrededor de 9 millones de acusadospor brujería durante la inquisición (no todas y todos eran seguidores de lawicca). En el juiciode Salem de 1692, la mayoría de acusados y acusadas, no eran brujas. Los requisitos máscomunes para ser acusado o acusada de bruja eran, ser una mujer, ser sabia, saber leer, saberde hierbas, no tener hijos, ser muy bonita, ser muy fea, tener sensibilidad por la naturaleza, seruna mujer que sabía escribir (esto era mayormente porque las brujas dejaban sus conocimientosescritos para su descendencia), entre otros. Si eras hombre y sabías mucho de hierbas y teníassensibilidad por la naturaleza, también serías un potencial acusado de brujería.En lawicca, no había superioridad del hombre o la mujer, por eso estaban ambos, Dios y Diosa.Solamente que las mujeres al tener el útero, la fuente de vida, se les veía con una enormepotencia mágica que los hombres no llevaban. Sin embargo, esto jamás se utilizó para oprimiro desprestigiar a los hombres. El poder y la sabiduría femenina era algo hermoso en lawicca,y esto es lo que representaba ser bruja. Los cristianos no estaban de acuerdo con esto y, poreso, en su religión se aseguraron de que el hombre dominara sobre la mujer."Y si vieres entrelos cautivos a alguna mujer hermosa, y la codiciares, y la tomares para ti por mujer, la meterásen tu casa; yella rapará su cabeza, y cortará sus uñas, y se quitará el vestido de su cautiverio, y se quedará en tu casa; y llorará a su padre y a su madre un mes entero; y después podrásllegarte a ella, y tú serás su marido, y ella será tu mujer."—Deuteronomio 21: 11-14.

Hoy en día, las brujas ya no son condenadas como lo fueron en el pasado; sin embargo,la sociedad las sigue estigmatizando, no respetando sus creencias y viéndolas aún comomalignas. La caza de brujas sigue vigente al día de hoy, pues, aunque ya no queman y torturanmujeres acusadas de brujería por el simple hecho de ser mujeres, si asesinan, transgreden,degradan y ejercen violencia sobre las mujeres con base a ideales patriarcales que siguen vivosen nuestra sociedad. Hoy en día, quienes elegimos levantar la voz frente a las injusticiassociales cometidas hacia nosotras, quienes rompemos estigmas y normativas, quienesdecidimos no cumplir con el rol de la mujer sumisa y delicada somos las brujascontemporáneas, las brujas de esta generación.