CONSTRUCTIVAS

Los 10 tips que todo foráneo tiene que conocer para sobrevivir en Bogotá.  

Muchos lo saben, pocos lo comentan, pero casi nadie escribe sobre eso. Ser un foráneo en Bogotá no es algo fácil pero acá tienen unos cuantos tips para intentar sobrevivir en Bogotá. 

Fuente: Pexels.com

pexels-juan-nino-9824368.jpg

Por: Eduardo Aldana Salazar

Ser Foráneo no es algo fácil. Muchas veces hemos oído esta palabra para referirse de manera despectiva a las personas que no somos propiamente de Bogotá. Hacen esto para hacernos sentir como si no encajáramos, pero en realidad la palabra foráneo está definida por la RAE como “Forastero, extraño” algo que no puede estar más alejado de la realidad. Efectivamente, somos extraños y forasteros en esta ciudad. Pero de igual seguimos siendo un número considerable.  Se estima que en Bogotá viven 7.1 millones de personas y de esos 7.1 millones, el 35.02% son personas que no nacieron en Bogotá, pero residen acá. Eso vuelve a la población Bogotana en una impredecible e indescifrable mezcla de culturas. Por eso cuando uno viene a estudiar a Bogotá es una experiencia en todo el sentido de la palabra.  

Basándonos en las diversas experiencias vividas por varios “foráneos” fue posible recopilar y organizar los 10 mejores tips para tratar de sobrevivir: 

1. La seguridad es primero: si, muy seguramente, esto ya lo han oído. Bogotá es muy inseguro. Esa es la triste realidad. Puede que todas las ciudades de Colombia tengan problemas de inseguridad, pero Bogotá es la peor. Entonces ten en cuenta los siguientes consejos:  

  • Nunca digas mentiras de donde estás: la honestidad siempre va a ser la mejor de las políticas. Por eso nunca mientas sobre dónde vas a estar y asegúrate que alguien de tu entera confianza sepa precisamente donde, cuando y con quien vas a estar. 

  •  No saques el celular ni uses audífonos en transporte público: puede que no exista nada mejor que oír tu música favorita mientras vas a la universidad, sobre todo si vas a clase de 7 a.m. pero es mejor no oír música por un momento a que te roben el celular. 

  • Las joyas están mejor guardadas: las joyas son un placer para muchas personas, pero igualmente son un placer para los ladrones, entonces si eres de salir con muchas joyas o reloj y sabes que vas a tener que pasar en algún buen rato por la calle es mejor que las dejes en la casa. 

  •  No emborracharse con desconocidos: sí, puede que suene aburrido. Pero estás en una ciudad que no es la tuya, además, no sabes como son las otras personas con tragos, pero si te quieres tomar unos tragos, tómatelos, con moderación y nunca dejando el vaso sin supervisión. 

 

 

2. Conoce tu entorno: Bogotá es una ciudad gigante, eso sin mencionar que las vías de acceso no siempre son las mismas. Siempre existen factores externos que las cambian. Por eso es importante conocer varias rutas de acceso a tu casa y a la universidad. Saber usar el transporte público es vital, posiblemente no es lo más cómodo, pero si es muy eficiente. Al ser una ciudad tan grande, los trayectos pueden ser muy largos y demorados. Siempre calcula tu tiempo antes de salir.  

 

3. La soledad no es mala: Estar solo no está ¡MAL! Cuando uno está viviendo lejos de la familia es normal pasar varios momentos del día solo. La cuestión es saber qué hacer cuando uno está solo. Entender que uno mismo puede ser el mejor de los amigos que no tiene precio, pero esto solo se puede aprender si sabes manejar la soledad. Haz planes que no harías con nadie más: comete una pizza familiar solo, mira esas películas que niegas que ves, haz oficio en la casa, no te bañes, oye tu música favorita a todo volumen, etc. Existen muchas actividades que se pueden hacer estando solo y se disfrutan más cuando uno está solo, únicamente tienes que aprender a saber cuáles son. 

 

4. Paga tus cuentas: ahora vas a empezar a manejar la plata y realmente no es una tarea fácil. El mejor concejo sobre finanzas personales es tener “bolsillos” no importa si son físicos o digitales y cada vez que entre plata divide los gastos entre los más importantes y los menos importantes. Los más importantes siempre van a ser los servicios públicos, internet, mercado y transportes. De ahí en adelante son menos importantes, la rumba, comprar ropa o ese viaje que te quieres dar. Entonces siempre ten organizada tus finanzas para que no estés al final del mes llorando sin saber qué hacer. 

 

5. Casa ordenada, mente ordenada: muchas veces, cuando un estudiante tiene que irse a vivir solo, convierte su casa un sitio prácticamente inhabitable para seres vivos. Por eso es importante saber hacer los diferentes quehaceres del hogar, puede que tengas una persona que te ayude un día o todos los días de la semana, pero siempre es importante que seas lo suficiente mente capaz de hacerte el almuerzo, barrer y trapear, lavar la loza, sacar la basura y no dejar caer la casa del mugre, porque tener una casa ordenada te va a ayudar a tener una mente más ordenada. 

 

 6. No sientas pena: Es normal y algunas veces necesario sentirse nervioso frente a situaciones desconocidas. Los nerviosos eventualmente pueden terminar en sentir pena. El punto central de esto no es la horrible sensación de vergüenza, sino como resuelves esto y lo vuelves un impulso. Estás empezando una nueva vida, lejos de los que has conocido siempre, ¿cuál es el problema? Entonces, participa en clase, háblale a la gente, lo peor que puede pasar es que no respondan y si eso pasa ya vas a saber a quién no hablarle en un futuro. 

 

7. Tus amigos son tu nueva familia: Cuando te enfrentas a una nueva realidad vas a necesitar a nuevas personas en tu vida. Al inicio la mayoría van a ser personas iguales a ti, “foráneos”, al fin y al cabo, ambos están viviendo lo mismo. Partiendo de eso ármate un buen grupo de amigos foráneos, ellos van a ser el mejor de los apoyos. Pero no puedes parar ahí, tener amigos locales es básico e indispensable, entender el ecosistema social bogotano es una verdadera locura. Por eso si consigues un buen amigo bogotano cuídalo como un tesoro. Los bogotanos pueden ser los mejores de los amigos y quien mejor para presentarte la ciudad que un local. Con el paso de los días te vas a dar cuenta que tus amigos se van a volver tu nueva familia 

 

 

8. No todo es universidad: Sí, es cierto, que estamos en Bogotá para estudiar, pero las clases solo nos quitan una parte del día. Parte del crecimiento y del aprendizaje como persona es poder crear un grupo de amigos. Con estos vas a poder hacer actividades básicas de los seres humanos como: salir a comer, a tomarse un café, ir a rumbear, irse de paseo y demás actividades sociales que se les ocurra. Por eso recuerda esta sabia frase de una foránea experta “una materia se puede repetir, una buena farra no” 

 

9. Autocontrol: mi mamá dice “haz de todo, pero en su justa medida” era su sabia forma decirme que tuviera control sobre mí y mis acciones. Es el mejor de los concejos que uno puede oír y lo mejor que se puede aprender a hacer. Para cualquier cosa que se haga en la vida, el autocontrol siempre va a ser el secreto y la diferencia entre una mañana, terrible, llena de guayabo moral y físico, a una mañana llena de historias por contar. 

 

10. Be proud: siente orgulloso de ti, de quien eres, de donde eres y para donde vas. En esta ciudad es muy fácil sentir que muchas de tus costumbres y formas de vivir no encajan. Pero por eso es importante estar orgulloso de uno. Una buena parte de los bogotanos no tienen una identidad propia y toman prestadas muchas expresiones, modas y gustos de otras regiones del país y de partes del mundo, entonces ¿Por qué estaría mal sentirse orgulloso de ser foráneo? Por eso nunca olvides eso y lleva en alto la bandera de tu origen y te vas a dar cuenta que muchos de ellos van a querer aprender sobre tu región. 

En resumen, con estos 10 tips básicos vas a poder disfrutar más esta ciudad que está llena de sorpresas. Por eso mismo sal, parrandea, estudia, gasta, conoce gente, conócete a ti, conoce tus destrezas y torpezas. Te vas a dar cuenta que ser foráneo no es sinónimo de insulto, sino todo lo contrario, es un orgullo.