ESPECIAL

¿Qué puedo hacer con un NFT?

El boom de los NFT

Básicamente, no hay un límite de lo que podrá ser representado a través de un NFT.

NFT (1).jpeg

Por: Daniel Stand

Empecemos por lo primero. NFT es el acrónimo de las siglas en inglés para Non-fungible token. El hecho de que un bien sea no fungible implica que este no podrá ser remplazado o sustituido por otro, como, por ejemplo, una obra de arte en un museo que se encuentra individualizada y solo hay una como esa en el mundo.

 

Cada objeto representado a través de un NFT es único. En términos prácticos: cualquiera puede comprar una escultura de Fernando Botero en las calles de Cartagena, pero sólo una persona puede poseer la escultura original. Así mismo funciona con los NFT.

 

Al momento de realizar una compra o una venta de un activo representado por un NFT, no existe una oficina de registro de la compra de estos tokens. No hay que ir ante un notario para llevar a cabo la transferencia ni mucho menos hay que pagar un impuesto de venta por adquirir estos activos. Los registros de compra y venta de los NFT se encuentran dentro del blockchain.

 

El blockchain es un sistema creado hace algunos años, que ha sido implementado en la transferencia de las famosas criptomonedas. Consiste en un conjunto de tecnologías que permiten la transferencia de un valor o activo de un lugar a otro, sin intervención de terceros. La veracidad de esa transferencia será confirmada, únicamente, por una red de nodos, que serán computadores conectados encargados de generar un consenso sobre la información transferida. Estos computadores conectados a la red de blockchain son conocidos como mineros.

 

En resumen, los NFT representan algo único, encriptado, y que se centra en la representación de activos. El mercado les atribuye un valor, aunque no son objetos ni servicios, sino simplemente representaciones digitales, que podrán ser videos, imágenes, obras de arte, portadas de revistas e incluso tweets. Básicamente, no hay un límite a lo que podrá ser representado a través de un NFT.

 

¿Por qué han estado valorados en millones de dólares los NFT?

El boom de los NFT es algo muy reciente. Durante el primer trimestre de 2021, los precios de Bitcoin comenzaron a subir promoviendo todo el mercado asociado al blockchain. Esto ocasionó una ola gigante de popularidad que atrajo a una gran cantidad de inversores.  Por medio de la inclusión de nuevos inversores y a raíz de la popularidad generada, el mercado de NFT fue testigo de la aparición de personajes y avatares innovadores y únicos, que dieron un nuevo giro artístico a este mercado.

 

Asimismo, se creó un gran revuelo mundial alrededor de Elon Musk, el excéntrico millonario dueño de la marca Tesla, en relación con Shiba Inu y Dogecoin que atrajo la atención de millones de personas en todo el mundo.

 

Siendo así, el mercado de tokens no fungibles alcanzó un valor de 41.000 millones de dólares durante 2021, según la empresa de datos de blockchain Chainalysis.

 

 

¿Podremos volvernos millonarios vendiendo NFT?

En principio, a diferencia de las acciones que pagan dividendos o los inmuebles que generan rentas, los NFT no ofrecen a sus propietarios ningún potencial de ingresos. Al igual que las obras de arte, los rendimientos recibidos al invertir en un NFT se basan totalmente en la revalorización del precio, algo que hoy en día es casi imposible de predecir.

 

Incluso para los expertos, los NFT son activos muy confusos e impredecibles. Hay que tener claro que, cuando compras uno de estos objetos no fungibles, no estás comprando necesariamente los derechos de autor del arte.

 

Podrás encontrar muchas copias en Google o en cualquier página web del arte del que eres propietario, y no hay nada que les impida copiar y pegar estos archivos en las redes sociales. Lo único que posees es un registro que dice que posees el token que hay detrás del activo original.

 

Aunque las posibilidades de las NFT parezcan infinitas, al igual que cualquier nueva clase de inversión, se debe invertir con precaución debido a la naturaleza arriesgada y especulativa de los mercados nuevos y tan volátiles.