PERFIL

La nueva miembro al Consejo de la Facultad

María José Concha Guardiola: El que no vive para servir no sirve para vivir

Tras los resultados de las elecciones para elegir al estudiante que será miembro al consejo de la facultad, Foro Javeriano quiso conocer un poco sobre la estudiante que ganó las elecciones y nos representará ante el consejo de la facultad por los siguientes dos años.

FOTO1.png

Foto: Archivo personal de María José Concha

Por: Milton Camilo Chávez Mendoza

Oriunda de Cali, Colombia, María José Concha Guardiola logró posicionarse como la ganadora el pasado 11 de octubre de este año, capturando los corazones del 43,6% del electorado en las elecciones de estudiante miembro al consejo de la facultad; convirtiéndola en nuestra nueva representante por los siguientes dos años. Esta estudiante de séptimo semestre es una apasionada por la niñez y aquellas causas que históricamente han sido silenciadas y necesitan una voz.

 

Foro Javeriano: ¿Quién es Maria José Concha Guardiola?

María José Concha: Soy una persona bastante empática, me encanta hablar, soy muy imprudente; las personas que me conocen saben que me salen comentarios muy al azar. Me encanta la niñez, amo trabajar con los niños, sueño con poder vincularme en algún momento al ICBF o alguna otra plataforma que me permita poder trabajar con la primera infancia colombiana. Me encanta ver series, me encanta dormir; organizo mi día para poder darme mis horas de sueño. Me encantan los juegos de mesa, la mímica me fascina, hice teatro toda mi vida, por eso es que soy caleña, pero no tengo un acento tan marcado; aunque a veces se me sale. Soy muy familiar, me vine de Cali a los 17 años para poder estudiar mi carrera en Bogotá, aquí en la Javeriana, pero, de todas maneras, le pido a la vida todos los días poder volver a Cali, así sea a unas vacaciones; aunque sé que mi vida ya está en Bogotá.

No me gusta el frío, eso todos mis estudiantes de bienes lo saben bien claro, soy muy extrovertida, me encanta mamar gallo, molestar y reírme a carcajadas (ahí también puede verse la imprudencia). Pero, sobre todo, soy una persona bastante humana, me encanta conectar con la gente y si hay un problema, me encanta escucharlo; estar metida ahí y ayudar a solucionarlo. Finalmente, me encanta poder relacionarme con las personas y poder brindarle una mano a todo aquel que lo necesite.

 

FJ: ¿Qué opinas de la Carrera de derecho?

MJC: Para mí es como un hogar, me ha dado las mejores bases para mi vida, ha formado bastante mi carácter, me ha dado las herramientas para poder afrontar muchos problemas de diferentes índoles sociales, personales, emocionales. En verdad, ha sido una de las mejores etapas de mi vida.

 

FJ: ¿Por qué decidiste postularte al cargo de estudiante miembro al consejo de la facultad?

MJC: Desde que soy chiquita me ha encantado meterme en cuanto problema exista; me encanta ayudar a la gente y ser organizada. He sido representante desde segundo semestre y cuando un amigo una vez me preguntó por qué me gustaba este rol, le dije que era representante, porque me encantaba ser la que pone el orden cuando hay desorden y que, si el profesor necesitaba un apoyo y podía ayudarlo, lo iba a hacer. Me encanta que haya claridad y que como estudiantes tengamos la mejor experiencia en la Javeriana, entonces sí puedo ayudar a que todos tengamos una mejor experiencia y formar la facultad que queremos, sin duda alguna, lo voy a hacer.

 

FJ: ¿Cuáles son tus motivaciones que te ayudarán a poder ejercer este rol por los siguientes dos años?

MJC: Quiero una facultad humana, donde todos los grupos sean escuchados, donde todas las personas tengan una voz, donde no nos sintamos en un periodo de estrés, que no seamos vistos solo como un código o un examen. Quiero una facultad donde nos reconozcan individualmente, desde el valor de ser persona. Mi motivación entonces es poder trabajar por una facultad más humana, que nos reconozcan y que sepan quienes somos y sobre todo que podamos vivir muy felices la carrera.

 

FJ: ¿Cuáles son las dificultades que se vienen?

MJC: El tiempo, aunque con organización todo se va a poder lograr. También, con este cambio de preparatorios, siento que será un reto para todos el poder organizarnos y alcanzar a hacer suficientes simulacros para poder entender cómo afrontarlos de la mejor manera. Finalmente, para las generaciones que vienen, será un reto poder adaptar las formas de estudios post-pandemia a la facultad.

 

FJ:¿Cómo se puede mejorar el grupo de representantes?

MJC: Principalmente, con compromiso. Opino que es importante que podamos sentirnos como una familia, saber que no estamos solos y que, si tenemos un problema, así sea chiquito, va a ser escuchado. Debemos organizarnos para que los problemas no se queden en lluvia de problemas sin soluciones, sino que puedan ser tramitadas por un conducto regular. Todos desde el grupo de representantes debemos trabajar desde el área que nos compete comprometidos con entender las problemáticas y que ocurre en cada salón.

 

FJ: ¿Cuáles son las propuestas que empezarás a implementar como estudiante miembro al consejo de la facultad?

MJC: Principalmente, cuando estuve en el debate mencioné cinco puntos. El primer punto es la preparación para los preparatorios y el examen estatal, poder hacer simulacros y comprender cuál va a ser la realidad y las condiciones a la que nos vamos a enfrentar.

Un segundo tema es poder agilizar el proceso de grado, puesto que varios estudiantes han manifestado que se está demorando muchísimo por la desinformación con los requisitos. Es importante que los estudiantes tengan esta información para que sepan cuánto nos vamos a demorar, qué necesitamos hacer y cuándo lo deberíamos empezar. Entonces, de esta manera, conociendo lo que necesitamos para poder graduarnos, podamos pedir acompañamiento a la facultad para poder lograr de la mejor manera nuestro proceso de grado.

Un tercer tema, que le interesa más a las personas que están iniciando la carrera, es el acompañamiento a los grupos estudiantiles de deportes, las monitorias, el grupo de Universitas y Foro Javeriano. Todo este apoyo que necesitan estos grupos por parte de la facultad para darles visibilidad, conocer que necesitan, saber para dónde vamos, de dónde venimos y que así tengan el mayor soporte posible.

Como un cuarto punto que me encantaría poder trabajar, es el de tener una facultad humana desde dos aspectos. Por un lado, que nos conozcan, desde la facultad, quienes somos los estudiantes de derecho y que los estudiantes también podamos conocer quienes están en el sexto piso ayudándonos. Y, por otro lado, me encantaría promocionar el trabajo con la fundación probono y con el consultorio jurídico de la Javeriana para que desde los primeros semestres se puedan empezar a vincular con la acción social.

Como quinto punto está el apoyo para resolver las problemáticas entre los estudiantes, y las de los estudiantes con los profesores. El hecho de poder utilizar plataformas como CAPS y el de tener el apoyo de la facultad frente a las diversas problemáticas que se presenten es importante al mostrarnos que no estamos solos. También, es importante darles una voz a estos grupos porque existen problemáticas que se deben atacar directamente.

Más allá del trabajo con la facultad, los estudiantes pueden encontrar en mí una gran amiga, una persona que los va a escuchar, que no los va a juzgar y que va a estar siempre para ellos, porque realmente esto es un trabajo en conjunto. La facultad no está conformada solo por el trabajo que se hace en el sexto piso, sino que también la conforma el trabajo que se hace entre los estudiantes. Quiero que sepan que los puedo ayudar tanto en el ámbito estudiantil como en el ámbito personal.

Finalmente, algo que siempre he querido es poder crear un banco de datos con los apuntes de los profesores de todos los semestres. Por lo que, quisiera crear con la facultad una base de datos formal a la que cualquiera pueda acceder y que nos permita poder tener un paso por la javeriana sin tanto estrés.

 

FJ:¿Cómo se puede mejorar la relación entre los estudiantes y la decanatura?

MJC: Creo que los espacios como pizza con la decana son bacanísimos, porque nos permite sentarnos a comer pizza en un espacio informal y hablar con ella de una forma menos estricta. Creo que se deben crear más de estos espacios. Ella está muy abierta al diálogo, pero hay que encontrar los espacios que permiten tener una oportunidad para el diálogo no solo con la decana, sino también con el director de carrera, poco a poco.

 

FJ: ¿Qué significa para ti defender el interés de un estudiante?

MJC: Yo creo que defender el interés de un estudiante es darle una luz a esa voz. Hacerle saber que así sea un problema chiquito tiene una importancia tanto para mí como miembro del consejo como para la decana y para la facultad. Creo que defenderlo es lograr que esa idea no se quede en solo una idea, sino que llegue a ser una propuesta. Pienso que como miembro del consejo tengo la oportunidad de ser ese vínculo entre los estudiantes y la facultad. Permitiendo que, aunque el problema no llegue a la facultad, llegue a mis oídos, que cree alguna preocupación en mí y que de esa manera yo le pueda dar importancia y visibilidad. Eso, para mi es escuchar y defender el interés de un estudiante.