ESPECIAL

2019-IV

Elecciones candidatos a la alcaldía de Bogotá 2019 

ENTREVISTA A CARLOS FERNANDO GALÁN

El candidato independiente a la alcaldía de Bogotá, Carlos Fernando Galán, nos habló sobre las últimas administraciones que ha tenido la ciudad, sus rivales y las soluciones que plantea a los problemas más graves que afronta la ciudad hoy en día.  

Fuente: Archivo personal Carlos F. Galán

Por: Pablo Güete

¿Qué rescata y qué cuestiona de las últimas administraciones que ha tenido la ciudad?

 

Carlos Fernando Galán: Bogotá ha avanzado en la reducción de homicidios y en la reducción de la pobreza y eso ha sido gracias al esfuerzo de muchas personas, incluidos los alcaldes. Todos los alcaldes han tenido aciertos y desaciertos. Cuando se inauguró el cable de Ciudad Bolívar, dije que había que agradecerles a Gustavo Petro y a Peñalosa. Eso es lo que tenemos que hacer en Bogotá, no decir que porque algo lo hizo Petro es malo y que lo de Peñalosa es bueno, o viceversa. Sin embargo, lo que más cuestiono es que han gobernado con el espejo retrovisor y eso no nos ha dejado superar los pleitos políticos. Aquí debemos entender que la ciudad no comienza ni termina con un alcalde, y eso nos va a permitir llegar a acuerdos y alcanzar grandes objetivos.  

En caso de no ser elegido, ¿con quién trabajaría y qué cualidad rescata de ese candidato? 

CFG:  La tendencia en las encuestas está demostrando que vamos a ganar, pero en el caso hipotético que no se diera, trabajaría para Bogotá desde mi conocimiento.  Si cualquiera de los otros candidatos considera que puedo aconsejarlo, tenga certeza que eso haré, pero no dentro de su administración sino como un trabajo desinteresado por la ciudad. Apoyaré lo bueno y cuestionaré lo malo. De Hollman rescato su interés por lo social; de Claudia su vehemencia; de Miguel que es estudioso. 

¿Cuál considera usted que es el mayor problema que tiene Bogotá y qué propuestas tiene para solucionarlo? 

 

CFG:  El principal problema de la ciudad es la inseguridad. Yo voy a ser el alcalde de la seguridad y esa será mi prioridad. Quiero que las personas ya no tengan miedo de salir a la calle. Tengo el plan más completo de seguridad que combina acciones de prevención y de reacción frente al delito y la violencia. Voy a acompañar a las víctimas de hurtos, invertiré en la resocialización de pospenados para interrumpir carreras criminales, y fortaleceré a la policía con una fuerza urbana de despliegue rápido y un cuerpo elite para el transporte público. Voy a desmantelar estructuras criminales completas: nada sacamos capturando a los eslabones más débiles si el dinero corruptor de la criminalidad sigue circulando libremente. Vamos a implementar ‘Seguridad al tablero’, un programa para hacerle seguimiento a los resultados localidad por localidad, a fin de ver qué pasa con la justicia, cómo funciona la policía, qué labores están haciendo otras entidades que pueden tener impacto en la seguridad, como la iluminación de vías. Y será muy importante el grupo élite de seguridad que vamos a crear en el transporte público. 

¿Qué medidas adoptaría frente a los inmigrantes? 

CFG: Bogotá debe contar con una verdadera estrategia que permita aprovechar de una mejor manera la inmigración. Está llegando mucho talento humano que nos puede enriquecer como sociedad, pero debemos generar mejores procesos de integración social para que suceda de la mejor manera.  Frente a la inmigración irregular debemos ser solidarios con la crisis humanitaria que vive Venezuela y trabajar con el gobierno nacional para promover la regularización y que participen de nuestra economía en igualdad de condiciones. Hay que trabajar con el sector privado para fomentar el trabajo digno y de calidad. También quiero vincular a los inmigrantes a nuestro programa de voluntariado de ciudad, para que se integren a nuestra sociedad aportando desde lo positivo de cada una de las personas. 

¿Qué es infaltable dentro de sus propuestas? 

CFG: La educación, además de que tenemos que avanzar en más colegios, en acceso a la educación superior, quiero que la política de educación sea guiada por un esfuerzo para ayudar a los jóvenes de Bogotá a identificar su vocación, porque tengo la convicción de que si uno logra que la gente se encarrile por un camino que lo va a hacer feliz eso nos hace no solo una ciudad más feliz, sino más productiva y eficaz para enfrentar sus problemas.