ESPECIAL

2020-I

El Paro Nacional  

UNA VERSIÓN DIFERENTE

Los integrantes de la fuerza pública han desempeñado un papel determinante en el desarrollo de las manifestaciones del Paro Nacional. Con el objetivo de contrastar y entender las diferentes posiciones de sus protagonistas, hemos entrevistado a un Intendente de la Policía Nacional, cuya identidad nos ha solicitado no revelar.  

Fuente: Archivo personal

Por: Isabela Blanco

1. ¿Qué entiende usted por factor de convivencia? A partir de las movilizaciones a lo largo del país. 

 

R// Las manifestaciones son una mecanismo para que las personas se hagan escuchar y comuniquen las problemáticas que les afectan. Por lo general, las manifestaciones terminan afectando la tranquilidad de los ciudadanos que no participan de ellas. Por ejemplo, perjudican a aquellas personas que les toca estar por horas en los trancones que se generan por las vías de la ciudad, o a aquellas que les toca descender de los articulados y realizar grandes desplazamientos a pie para poder llegar a su lugar de trabajo o a sus hogares después de extensas jornadas de trabajo. Estas personas que, en ocasiones, desconocen la razón de muchas movilizaciones, son las que en resultan afectadas por éstas. Y cuando se transforman en actos violentos, las personas se ven aún más afectadas porque se cierran totalmente las principales vías de la capital y se impide la libre locomoción por las zonas aledañas al disturbio.

 

2. ¿Cree usted que ejercer el derecho a la protesta ha generado un cambio? ¿Cuál? ¿Qué peticiones han sido cumplidas? 

 

R// Sí. Hablando de manifestaciones pacíficas, éstas ha generado cambios importantes.  La gran mayoría de ellas, terminan en mesas de diálogo con el gobierno, logrando socializar un pliego de peticiones con el objetivo de ser atendidos y llegar a un acuerdo que beneficie a las dos partes. Por otra parte, recuerdo que en el año 2011, las manifestaciones de estudiantes de la universidad pública lograron realizar grandes movilizaciones por las principales vías de la capital del país, con eventos culturales, pupitrazos y una serie de actividades pacíficas que transmitieron un mensaje claro y permitió que el pueblo conociera sus ideologías y pensamientos respecto a la reforma a la Educación que quería realizar el gobierno.  

 

3. En momentos de desorden de la población civil, ¿cree usted que en todo caso, la intervención de la fuerza pública es necesaria? 

 

R// Totalmente de acuerdo. En el momento en que las manifestaciones pacíficas se convierten en actos violentos, regularmente, se hace necesaria la intervención de la policía para controlar la situación y restablecer las condiciones de tranquilidad del lugar. Es claro que cuando los vándalos se salen de control, es muy difícil lograr un acercamiento para entablar una comunicación directa y así, evitar que generen hechos violentos que afecten el normal desarrollo de la manifestación. Ellos realizan actos en contra del transporte público, de los escenarios representativos o de los mismos funcionarios de Policía Nacional que acompañan el evento.  Para controlar estos comportamientos que perjudican a quienes se manifiestan de forma pacífica, se hace necesario realizar las acciones pertinentes. Esto, con el objetivo de frenar a los violentos y garantizarle a los marchantes pacíficos la continuidad de la manifestación hasta su culminación. 

4. ¿Considera usted que la movilización masiva de estudiantes es un factor muy importante? ¿Qué mensaje entiende de ello?  

 

R// Pienso que en nuestro país, todas las manifestaciones que se realicen de forma pacífica son importantes, teniendo en cuenta que las personas que participan en ellas, buscan ser escuchados y que se les conozcan las diferentes problemáticas que les estén afectando. Conociendo la razón de algunas manifestaciones, podemos llegar a la conclusión que, la mayor parte de la población que sale a marchar, lo hace con una justa causa.  

Para hablar un poco de las manifestaciones estudiantiles, podemos establecer que en algunas ocasiones, hay grupos de estudiantes que se preparan para generar problemas en el desarrollo de algunas movilizaciones. Siempre me he hecho las mismas preguntas: si lo que buscan es ser escuchados, ¿por qué cubren sus rostros? ¿por qué fabrican elementos para generar daño a la autoridad? Estoy convencido que estos vándalos no tienen presente el daño que pueden generar con una papa explosiva, o con un coctel molotov si logran impactar a un ser humano; no saben que un elemento de estos puede causarle la muerte a una persona y sin embargo, cuando se programa una jornada de protestas, es en lo primero que piensan. Es una pequeña reflexión para concluir que en nuestro país, se respeta y garantiza el derecho a manifestarse de manera pública y PACÍFICA.