EDICIONES

2020

¡GRACIAS INFINITAS!

Hoy, 15 de mayo, Foro Javeriano quiere extender un mensaje de agradecimiento para todos los maestros del país, pero en especial y muy cálidamente a los profesores de la Facultad de Ciencias Jurídicas.

 

Para aquellos que se dedican a la docencia, GRACIAS. Gracias por explicarnos las cosas mil y un veces, por su paciencia y vocación. Estamos orgullosos y todos los estudiantes de esta gran Facultad creen visceralmente que nuestros profesores, además de educarnos en el desarrollo del saber, nos moldean día a día como grandes personas. 

 

En la tarea de redactar este escrito, varios estudiantes de Ciencias Jurídicas nos hicieron llegar estas palabras que nos limitamos a transcribir:

 

“Creo que no existen palabras (seguramente en alemán si, ese idioma tiene una definición para todo) que logre recoger la gratitud que siento por los profesores de mi carrera. Admiración quizá comprende una gran porción. Los admiro por sus logros profesionales, pero más que eso, los admiro por lo que me han enseñado a lo largo de los semestres, todos y cada uno de ellos tiene un común denominador: me han inculcado que la rectitud a la hora de obrar no se pone en juego, es un elemento que no se somete a contradicción. He aprendido a través de las historias que nos comparten una moraleja muy importante que comparto con ustedes; el honor tarda años en construirse pero pocos segundos en destruirse. Otra vez, y no me canso de repetirlo, gracias, gracias, hoy y cada uno de los 365 dias del año” 

 

“Feliz día de la profesora a todas las mujeres que dentro de un aula de clase me han enseñado que romper el techo de cristal sí es posible, y debería ser la meta de todas!”

 

“A todos aquellos que, con paciencia y dedicación, nos escuchan, nos inspiran y nos trasmiten su amor por esta linda profesión: gracias totales”.

 

“Gracias por mostrarme que a través del conocimiento y de un criterio rico en valores podré hacer del mundo un lugar más agradable para alguien vulnerable”.

“Gracias por enseñarnos el valor de la innovación, en especial desde las historias que presentamos al mundo. Por cada día que dan lo mejor de ustedes y su pasión por la educación. Sin ustedes, nuestra formación no sería la misma, pues son fuente de inspiración para muchos. Infinitas gracias”.

 

 

“Maestros de vida: Es imposible expresar y resumir lo que han significado todos los profesores a lo largo de mi carrera. Es indescriptible el grado de admiración que siento por ellos. Son referentes de vida, en todo el sentido de la palabra; no solo en lo respectivo a la academia, sino principalmente en lo atinente a la persona, su humanidad es loable. Son ejemplos de vida, pues muchos de ellos son el vivo reflejo del modelo de profesional y de ser humano, a los que quisiera aspirar llegar a ser. Son fuentes de inspiración, ya que gracias a ellos nuestras expectativas crecen y nuestro futuro se llena de anhelos, retos y esperanzas. Son transmisores de conocimiento, pues a través del compartir de sus ideas, se encargan de prepararnos para la vida, siendo críticos y competentes para afrontar los diversos escenarios que se nos presenten. Son colegas y amigos, siempre manifiestan el sentido y la importancia que tiene ser abogado javeriano, y cómo repercute para las relaciones futuras en el ejercicio de la profesión y en la vida personal. En fin, solo tengo palabras de agradecimiento para todos, y espero algún día poder compartir con Ustedes en las reuniones de profesores. Admiración total por su labor, pues como se dijo al iniciar, son maestros de vida”

 

“Llega siempre con gabardina y paraguas, debajo de un siempre elegante vestido, ingresa a clase y lanza una pregunta de actualidad. Nunca llegó a las 7 de la mañana, “que frío”, pero nunca incumplió ingresar al salón ni un minuto más tarde después de las 7:30. Te asegura risas, y sobretodo conocimiento. Unas buenas historias para que nunca pierdas la atención. De vez en cuando algún que otro chiste que te involucre, pero nunca ataques personales. Impone tanto respeto como el cariño que se hace coger. ¡Afortunados son los que puedan ver clase con el gran profesor Carlos Iván Castro-Sabbagh!”

 

“Agradecer a cada maestro por su álgida posición y labor frente al futuro de la sociedad. Por su increíble labor de formar profesionalmente humanos caracterizados por los valores que abren la puerta a un cambio social. Gracias porque aunque podrían dedicar su valioso tiempo a otros oficios, decidieron atender la difícil labor de formar abogados, ciudadanos y personas que estarán siempre agradecidas”.

 

“Gracias y muchas gracias. Gracias a los profesores que pusieron todo su empeño en las clases virtuales, gracias por hacer lo posible por darnos la mejor educación posible: en derecho pero especialmente en ética. Por ser comprensivos y amables. Nosotros sabemos que esta es una situación difícil para todos. Gracias a esos profesores que son grandes educadores y mejores personas”.

 

“No hay palabras para agradecer todo lo que ustedes hacen por nosotros. Son nuestro modelo a seguir, lo que nos motiva a ir a la universidad todos los días y lo que nos llena de ganas de ser abogados. Gracias por dedicarnos tanto tiempo, por meterle tantas ganas a las clases y por preocuparse por nosotros. Muchas gracias por formarnos, no sólo como excelentes abogados, sino como personas íntegras. Gracias por dejar en nosotros la marca de lo que significa ser javerianos. Es un placer poder recibir clases de personas tan admirables e importantes como ustedes, es increíble que realmente tengamos la oportunidad de aprender de los mejores. Todos los días nos regalan un poco de su conocimiento y de su experiencia y les estamos eternamente agradecidos por eso. Gracias porque en estos momentos de pandemia han dado su mejor esfuerzo, gracias por dedicarle tiempo a entender cómo funcionan las clases virtuales y por hacer un excelente trabajo en seguir enseñándonos a pesar de las circunstancias. Siempre van a tener un lugar importante en nuestro corazón, la marca que deja un gran profesor queda ahí de por vida. Su esfuerzo es lo que nos motiva todos los días y ustedes son lo que nosotros aspiramos llegar a ser cuando grandes. ¡Gracias infinitas!”

 

“Gracias a los profesor del derecho y los maestros de la vida”.

 

“Gracias a quienes nos permiten crecer todos los dias y nos incentivan a ser los mejores profesionales y personas”.

 

“Confieso que lo que más extraño de la universidad es a ustedes. Todos y cada uno son un ejemplo y una inspiración para mí. Hay momentos de clase en los que me encuentro fantaseando cómo será cuando yo esté en su posición, porque gracias a su inspiración y lo que me transmiten, uno de mis mayores sueños es ser profesora. Me han motivado y estimulado intelectualmente. Me han ayudado a formar un criterio y a ser crítica siempre. Han exacerbado mi curiosidad y mis ganas de aprender cada vez más. Sé que esta época nos ha puesto a prueba a todos y les agradezco infinitamente porque han hecho una labor extraordinaria y nada de lo que han hecho ha sido en vano. Gracias por ponerse a nuestra disposición. Sólo tengo cariño y agradecimiento por todos ustedes”. 

 

Cerramos este escrito con una famosa frase de Henry Adams: “sientanse orgullosos, profesores, pues ustedes, por medio de nosotros, han trabajado para la eternidad, pues nunca sabrán hasta dónde llega su influencia”.

 

¡Les mandamos un saludo muy especial y un abrazo a todos! No sobra decirles nuevamente, ¡¡¡GRACIAS!!!

 

Atentamente,

 

El Comité Editorial de Foro Javeriano